14 Octubre, 2015 Eduardo Manglanos

Definiendo el carácter

Tipografía

En efecto, este post no va a ser un tratado de psicología para definir cómo es tu carácter sino que va a ser más bien una primera aproximación para definir las cualidades básicas que hacen que un carácter tipográfico tenga personalidad propia.

Algunos de vosotros sabréis que las fuentes tipográficas se organizan en estilos, estos estilos nos permiten identificar familias de tipografías según su forma y diferenciarlas. Por ejemplo, no es lo mismo una Arial que una fuente Times New Roman, la diferencia salta a simple vista, podemos reconocer que hay multitud de elementos que las diferencian, pero ¿cómo se llaman esos elementos que componen la personalidad del carácter? A continuación os facilitamos un listado completo para que hagáis crecer ese maestro tipógrafo que lleváis dentro, podéis ayudaros de la imagen principal del post para poder identificar los distintos elementos:

Altura de mayúsculas: Es la altura de las letras de caja alta de una fuente, tomada desde la línea de base hasta la parte superior del caracter.

Altura x: Es la altura de las letras de caja baja excluyendo los ascendentes y los descendentes.

Asta: Rasgo principal de la letra que define su forma escencial; sin ella no podrá existir la letra.

Asta Montante: Son las astas principales verticales u oblicuas de una letra, como la L, B, V o A.

Asta Ondulada: Es el rasgo principal de la S o de la s.

Anillo: Asta curva cerrada baja que encierra el blanco interno en letras tales como la b, la p o la o.

Ascendente: Asta de la letra de caja baja que sobresale por encima de la altura x, como la b, la d o la k.

Barra: Es el rasgo horizontal en las letras como la A, la H, o la T. También llamado asta transversal.

Basa: Proyección que a veces se ve en la parte inferior de la b o en la G.

Blanco interno: Espacio en blanco contenido dentro de un anillo u ojal.

Brazo: Parte terminal que se proyecta horizontalmente o hacia arriba y que no está incluída dentro del carácter, como ocurre en la E, K o la L.

Cartela: Trazo curvo (o poligonal) de conjunción entre el asta y el remate.

Cícero: Medida tipográfica de la Europa continental que equivale a 12 puntos Didot o 4,512 mm. Varía ligeramente respecto a la medida anglo- americana llamada punto pica.

Cola: Asta oblicua colgante de algunas letras, como en la R o la K.

Cola Curva: Asta curva que se apoya sobre la línea de base en la R y en la K, o debajo de ella, en la Q. En la R y en la L se puede llamar sencillamente cola.

Cuello: Enlace de conexión entre el anillo y el ojal de la letra g.

Cuerpo: Altura del paralelepípedo en que está montado el carácter.

Descendente: Asta de la letra de caja baja que queda por debajo de la línea de base, como en la p o en la g.

Inclinación: Es el ángulo del eje imaginario sugerido por la modulación de espesores de los rasgos de una letra. El eje puede ser vertical o con diversos grados de inclinación. Tiene una gran importancia en la determinación del estilo de los caracteres.

Línea de base: La línea sobre la que se apoya la altura x.

Ojal: Porción cerrada de la g que queda por debajo de la línea de base. Si ese rasgo es abierto, se llama simplemente cola.

Oreja: Apice o pequeño rasgo terminal que a veces se añade al anillo de algunas letras, como la g o la o, o al asta de otras, como la r.

Pica: Unidad tipográfica angloamericana de medida equivalente a 12 puntos o a 1/6 pulgadas o 4,223 mm.

Punto: Unidad básica de madida tipográfica. Equivale a 0.376 mm. en el sistema europeo continental (Punto Didot) o a 1/72 de pulgada o 0.352 mm. en el sistema angloamericano.

Rebaba: Espacio que queda entre el carácter y el borde del tipo.

Remate: Elementos constitutivos de los caracteres, junto con las astas.

Serif o gracia: Trazo terminal de un asta, brazo o cola. Es un resalte ornamental que no es indispensable para definición del carácter, habiendo alfabetos que carecen de ellos (los sin remate, de palo seco o lineales)

Tamaño en puntos: Es la altura del cuerpo paralelepipédico en el que esta moldeado el tipo (aunque con la tecnología actual, rara vez está “moldeado”).

Vértice: Punto exterior de encuentro de dos trazos, como en la parte superior de la A o la M, o al pie de una M.

 

Espero que este pequeño aporte os ayude a identificar mejor las cualidades de un carácter tipográfico y que podáis ver lo complejo y apasionante que es el mundo de la tipografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

TRABAJA CON NOSOTROS


RIDERS DE LA COMUNICACIÓN

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies